Richard Serra, The Matter of Time, 1994–2005. Acero Patinado © Guggenheim Bilbao Museoa

Richard Serra

Richard Serra © Jason Andrew/Getty Images

San Francisco, EE.UU., 1939.

Lo que me interesa es la oportunidad de que todos nosotros nos convirtamos en algo diferente de lo que somos, construyendo espacios que aporten algo a la experiencia de lo que somos.

Richard Serra comienza a trabajar en fundiciones y acerías. Esta experiencia le ayuda a comprender el trabajo de los metales, sobre todo del acero, material con el que ha seguido trabajando a lo largo de toda su carrera. Este aspecto industrial y constructivo continuará presente a lo largo de toda su trayectoria.

Prescindiendo de los métodos convencionales para delinear el volumen y asegurar la masa, como el tallado y la soldadura, Serra comienza a crear esculturas precarias que se sostienen en virtud del equilibrio y la gravedad. Obras en constante estado de tensión que revelan el proceso de su propia fabricación. Progresivamente fue abordando esculturas de un tamaño y peso cada vez mayor, creando piezas site-specific para distintos encargos en medio de la naturaleza y en la ciudad.

Sin abandonar su estética minimalista, el trabajo de Serra adquiere reconocimiento por esta fisicalidad, enfatizada por su impresionante tamaño, peso y por su propuesta de la escultura como experiencia en si misma.