ReadingCorner
Volver al blog

Objetos encontrados de Joan Miró en el Archivo de la Fundación

Si yo cojo una piedra, es una piedra; si Miró coge una, es un Miró (J. Prats)

La revista Hyperallergic acaba de publicar el artículo de “The Almond and Pebble That Inspired Joan Miró” donde L. Moya Ford habla de la relación de Miró con pequeños objetos cotidianos y la manera en que los incorporaba en su obra. Fruto de sus frecuentes paseos por carreteras, playas, campos o mercados, Miró fue recopilando una serie de objetos encontrados y tomándolos como inspiración para sus collages y esculturas. Como observaba J. Prats, el artista era capaz de dotar a estos objetos de una característica personalidad ”si yo cojo una piedra, es una piedra; si Miró coge una, es un Miró”.

Imagen 1: Objeto preparatorio para la escultura Personnage de Joan Miró (c.1970).
Cortesía del Archivo Fotográfico de la Fundació Pilar i Joan Miró, Mallorca.
Imagen 2: Joan Miró, Personnage, 1970, Bronce.
Cortesía del Archivo Fotográfico de la Fundació Pilar i Joan Miró, Mallorca

Deseando salir de la vigilancia franquista y tras haber vivido en Francia y Cataluña, el artista se mudó en 1956 a Palma de Mallorca. Ahí pudo llenar su estudio con miles de objetos encontrados, como calabazas, huesos, juguetes, sombreros o croissants. Objetos que luego transformaría para crear sus piezas. Apreciando esta capacidad única para reformular lo cotidiano, el archivo de la Fundación Miró en Mallorca tiene en su colección una almendra y un guijarro que pertenecían al artista. Probablemente encontrados a finales de la década de 1960 durante uno de sus paseos diarios por su casa y su estudio en Mallorca, Miró transformó estos elementos en un monumento antropomórfico de dos metros de altura, la célebre escultura Personnage, en 1970. A partir de 1966 Miró produjo esculturas de forma sistemática hasta el final de su carrera, realizando más de 400, prácticamente todas ellas en bronce.

Joan Miró, Tête, oiseau, 1973
63 x 40 x 19 cm | 24 ⅞ x 15 ¾ x 7 ½ in
Bronce

Solicitar información

Como vemos en otras obras, como la pieza Tête, Oiseau, la escultura de Miró se desarrolló con frecuencia, al transformar algo efímero y desechable en noble y permanente (Juncosa Vecchierini, P). En 2015 Jean Marie del Moral fotografió, como parte de una conversación con la memoria del artista, todos estos objetos acumulados para el libro El Ojo de Miró. Hoy en día este gabinete de “curiosidades” conserva cada objeto en el mismo lugar en que Miró los colocó en su día. “Fotografías que restituyen admirablemente el universo y la mirada que Miró sabía verter sobre las cosas” 

Imagen 4. Libro Miró, JP., t El Ojo de Miró. 2015. Ed. La Fábrica. Fotografía de Jean Marie del Moral.